Novedades

Conocé en que estamos trabajando

Científicos argentinos vislumbran una terapéutica personalizada

Cuando la Fundación SALES decidió apoyar al Dr. Gabriel Rabinovich, en 1999, becó a la vez a una joven científica, Natalia Rubinstein. La Fundación asignó otra beca a la Dra. Claudia Pellizas (Universidad Nacional de Córdoba) que acababa de publicar un trabajo sobre el rol de las hormonas   tiroideas en el cáncer, en una de las revistas científicas más importantes del mundo: Cancer Research.

Dra. Pellizas ¿qué es una hormona y cuál es su función?

Para que una hormona pueda actuar, necesita reconocer un objetivo, un blanco, en este caso una célula sobre la que actuará. Esto se asemeja a una llave con su cerradura. Cuando la hormona (llave) reconoce el lugar donde tiene que actuar (cerradura) “abre la puerta” y tiene efecto, actúa.

En nuestras investigaciones logramos demostrar que la hormona tiroidea actúa biológicamente sobre determinadas células – las células dendríticas – que combaten el cáncer: les aumenta el tiempo de vida, las mejora y les acrecienta su capacidad para combatir agentes extraños como los tumores. Nuestras investigaciones se concentran en las hormonas que produce la glándula tiroides.

¿Cómo actuarían estas hormonas en un paciente con cáncer?

Nuestros estudios apuntan a la llamada inmunoterapia, o sea a combatir el cáncer con nuestras defensas naturales. Se trataría así de lograr una vacuna con células dendríticas. La vacunación consistiría en extraer de la sangre del paciente sus propias células dendríticas, a las que se haría un tratamiento para que maximicen su capacidad de destruir al tumor. Se transformarían así en células dendríticas capacitadas que se reintroducirían en el mismo paciente.

Así, estos tratamientos inmunoterapéuticos serían personalizados, pues se trabajaría sobre las células dendríticas y el tumor de cada paciente.

Nuestro trabajo mereció reconocimiento internacional, al publicarse en Cancer Research, prestigiosa revista de la American Association for Cancer Research (AACR), lo que nos puso muy contentos.

 ¿La futura terapéutica contra el cáncer será entonces personalizada?

La terapia personalizada en tumores es bastante reciente y el nuestro es un buen ejemplo. Las células son del paciente y, una vez tratadas, se le vuelven a inyectar, mejoradas, capacitadas. Esto realza la eficiencia del tratamiento porque en inmunología hay que tener cuidado de no disparar alguna reacción desfavorable o exacerbada. El riesgo se minimizará con tratamientos de vacunación con células dendríticas.